Noche bajo las estrellas.

el desierto me abrió los ojos.

Las temperaturas bajaron bastante durante la noche y todo se calmó.

¿es más intensa nuestra vida cuando viajamos?   El viaje es una actitud. Creo que ahora lo entiendo más que antes. De ese modo, instruyó mi mente a que siempre esté viajando. El viajero entonces es un actor representando un papel en lo desconocido.

¿Es algo que solo puede sentirse en el viaje?

Enseñar a la mente al constante viaje, al punto de vista del viajero. Llenar los pulmones con aire de otras partes de este planeta, aunque el aire sea el mismo.  Y de ahí la reflexión, el aire es el mismo , el cielo es el mismo, las estrellas son las mismas…, qué cambia.

roadtrippers Courtesy

roadtrippers Courtesy

La energia

La energía es la que cambia.

Ya lo dicen, la energía nunca desaparece, se transforma. Y es así como llegamos al cambio de nuestra atitud a la hora de viajar. Ese cambio ennuestra energía. Esa perspectiva frensca y única de que cada momento cuenta como irrepetible.

A esto hay que sumarle otro factor, sin dejar el campo de la energía.

Los lugares

Los lugares también tienen su propia energía.

Cuando un sitio nos enamora, nos enamora su energía, seguramente porque es muy parecida a nuestra esenciao porque tiene la energía que andamos buscando. Quizás ambas cosas.

Los lugares y su energía nos recuerda lo que en realidad somos y nos une a nostoros mismos. Dejamos de sentir desunión y para sentir que pertenecemos a algo.

así que allí estábamos, en medio del desierto y mirando las mismas estresllas que vemos desde la azotea de nuestro edificio. Pero no las mirabamos igual.

Desde entones nos prometimos que siempre recordaríamos este espíritu yh esta energía del viajero. que nunca consentiremos que nuestra mente deje de viajar. Sea donde sea que estemos..

Cuidaros mucho

Os echamos de menos

xoxo

 

Categories: preparar un viaje, travel news, viajes

Tagged as: